Luces DJ Conoce Los Efectos De Luz Mas Populares

Perfil De Contratante — Diputación Provincial De Zaragoza
marzo 6, 2019
Iluminación
marzo 11, 2019
Mostrar todo

La princesa Margarita nació en 1651 y aquí parece tener unos cinco años. También se ha intentado datar el cuadro a través de la edad de las meninas y sus fechas de boda. En 1666, 1686 y 1700 aparece en los inventarios del Alcázar y se salvó del incendio en 1734. En 1772 está ya en el Palacio Real, en la «pieza donde cena su majestad». En 1794 se cita en el dormitorio real. En 1814 estaba en la pieza amarilla del palacio. En 1819 pasa al Museo del Prado. Durante la guerra civil (1936-39) se trasladó al castillo de Torres de Serranos de Valencia (1936), después al castillo de Peralada en Barcelona (1938) y por último a Ginebra donde estuvo expuesto en la Sociedad de Naciones. El 9 de septiembre de 1939 regresó al Museo del Prado sin deterioro. Ha merecido siempre los mayores elogios, aunque es un cuadro apenas conocido hasta que se abre el museo en el siglo XIX, dado que pertenecía a las colecciones reales donde lo podía ver muy poca gente.

Palomino recoge el comentario de Lucas Jordán: Y habiendo venido en estos tiempos Lucas Jordán, llegando a verla, preguntóle el Señor Carlos Segundo viéndole como atónito: ‘¿ Y dijo: ‘Señor, esta es la Teología de la pintura’: queriendo dar a entender, que así como la Teología es la superior de las Ciencias, así aquel cuadro era lo superior de la Pintura’. La factura del cuadro y su estudio de los efectos de luz hará que los impresionistas admiren a Velázquez. La pequeña cinta rosa de la infanta Margarita, ¡ La composición fue acusada de carecer de «dignidad», de «caricatura innoble e impía», e incluso se le recriminó la acusada «fealdad de los personajes» . En efecto, esto “ya no es una fiesta para los ojos” (Delacroix), sino que es el entierro del Romanticismo. A partir de ese momento, el nombre de Courbet estaría irremisiblemente unido al del Realismo. Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828) Es la figura culminante del arte español del S. XVIII y uno de los grandes pintores de la historia universal.

Nacido en el pueblecito aragonés de Fuendetodos y educado en Zaragoza en el taller de F. Luzán, se traslada luego a Madrid y a Italia para continuar sus estudios. El Cacharrero (1779-80): En 1774, gracias a la ayuda de su cuñado Bayeu, Goya recibe el encargo de realizar una serie de cartones con destino a la Real Fábrica de tapices de Santa Bárbara. Goya utiliza todavía la paleta rococó y muestra las influencias de Giaquinto, al que debió de conocer en su viaje a Italia, y de su cuñado Bayeu. En ellos, Goya caracteriza a la buena sociedad entregada a la moda del «majismo», al modo de vida y las costumbres de determinadas clases populares madrileñas. El carácter galante y amable de su pintura, la falta de expresión en los rostros y determinados defectos en la composición muestran las dificultades de Goya para hacerse con un estilo propio. El Caharrero pertenece a la tercera entrega (1779-80) cuyos tapices se destinaron a la decoración del dormitorio de los príncipes de Asturias en el palacio de El Pardo.

Se representa en el un puesto de loza y un coche con lacayos en el pescante, y en su interior una mujer, todo ante un fondo con edificios en el que aparecen otras personas. La paleta es todavía rococó, aunque algo atenuada, y el tema entra dentro del pintoresquismo, tradicional en los tapices, que pretende captar la realidad cotidiana, reflejo del interés, muy propio de la Ilustración, por las costumbres y fiestas populares. Las Majas (M. del Prado, 1800-05) Son una pareja de cuadros que representan a la misma mujer, vestida en uno y completamente desnuda en el otro, tumbada sobre un diván con las manos cogidas por detrás de la cabeza. De ser cierta la anterior interpretación hay que pensar que sus contemporáneos no supieron entenderla. Los enfrentamientos se sucedieron toda la noche y al amanecer del 3 de Mayo los detenidos en la noche anterior fueron fusilados sumariamente en la colina de Príncipe Pio, a las afueras de Madrid. La noticia de los sucesos de Madrid se extendió rápidamente por España y sirvió de señal para el comienzo de un levantamiento generalizado (Guerra de la Independencia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *