Mobiliario Para Eventos

Tenemos Lo Mejor Para Ti
mayo 27, 2019
Abre Una Agencia De DJs
junio 5, 2019
Mostrar todo

El teatro sigue el esquema del Teatro de Pompeyo en Roma, cuenta con una cavea con capacidad para 5000 personas, una orchestra semicircular y una scena en muy buen estado tras las restauraciones. En ella aparecen dos órdenes compuestos con columnas lisas y una estructura de entablamentos curvos y frontones curvos partidos típicos de la arquitectura helenística. Detrás de la escena, siguiendo las indicaciones del libro de arquitectura de Vitrubio, había un gran patio porticado (hoy sólo quedan restos de las columnas) provisto de urinarios públicos, biblioteca, jardines etc. Construido durante el mandato del emperador Vespasiano, e inaugurado por su hijo Tito, el nombre de “Coliseo”, con el que se le conoce desde la Edad Media, hace referencia al “coloso” de Nerón que se alzaba en sus inmediaciones. A pesar de los expolios y destrucciones que ha sufrido, conserva intacta su planta elíptica y buena parte de su alzado (4 pisos), constituyendo el más impresionante monumento que nos ha legado la antiguedad clásica. Destinado a albergar los espectáculos circenses (luchas de fieras, gladiadores etc.) a los que los romanos eran tan aficionados, sus dimensiones son impresionantes: 188×156 mts. 50 mt. de altura y un aforo de 50.000 espectadores.

El alzado de tres pisos de arquerías cumple la regla helenística de la superposición de órdenes (toscano-jónico-corintio); el cuarto piso de plateas, hoy muy estropeado, fue añadido por Tito y no figuraba en el proyecto original. Los materiales utilizados son ligeros y económicos (tufa, travertino, hormigón y ladrillo) pero los arquitectos demostraron gran habilidad para combinarlos, con bóvedas anulares y arcos de refuerzo que proporcionan gran solidez a la obra. En el exterior aparecía recubierto de placas de mármol que ennoblecían el conjunto, hoy desparecidas por haber sido utilizadas como materiales de construcción en los palacios del Renacimiento. En la sociedad romana, el papel del ejército era muy importante ya que sus conquistas, el botín de guerra y los esclavos capturados constituían uno de los pilares del sistema económico. El hecho de que Tito aparezca divinizado demuestra que el arco fue construido después de su muerte por encargo del Senado como afirma la inscripción.

En el terreno de la estética, la escultura romana no aportó nada nuevo a la Historia del Arte. El problema de la representación de la figura humana en el espacio, objeto de toda la plástica griega, era algo ya resuelto y los romanos nunca se plantearon una revisión de las fórmulas griegas limitándose a perpetuarlas. Sin embargo, el carácter práctico y utilitario de la civilización romana adjudica nuevas funciones al arte y particularmente a la escultura. Ya no se trata de un problema de estética, de búsqueda de la belleza, sino de función, de uso político del arte que se convierte en un vehículo de propaganda del Estado y de la clase patricia dirigente. No puede extrañar así que sean los géneros más “informativos”: el relieve histórico narrativo y el retrato, aquellos a los que Roma prestó mayor atención. Partenón, se huye de lo concreto y de lo anecdótico creando una escena intemporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *