RENTA DE SONIDO PARA BODAS

Equipos De Sonido Para Eventos
enero 24, 2019
Fiestas Economicas Y Baratas Para Casamientos, 15 Años, Cumpleaños. Tips E Ideas
febrero 1, 2019
Mostrar todo

”. En lo estilístico, el lienzo muestra todavía influencias evidentes de la escuela veneciana en la paleta, las corazas y los juegos de luces. Sin embargo, apuntan ya algunos rasgos de la «segunda maniera» del autor en la entonación verdosa, las anatomías distorsionadas y el dibujo «descoyuntado». El entierro del Señor de Orgaz, Toledo, Iglesia de Santo Tomé, 1586-88, óleo sobre lienzo. Greco se instala definitivamente en Toledo donde encontraría un ambiente más propicio para su pintura. Allí recibe el encargo de pintar el Entierro, probablemente su obra más conocida y la que cimentó, ya en vida, su fama y su prestigio como pintor. El Entierro del Conde Orgaz) es inadecuado. Los hechos milagrosos sucedieron en el siglo XIV pero el Greco actualiza la escena y la ambienta en el XVI. La parte alta, por el contrario, recibe un tratamiento manierista con desproporciones expresionistas, luces irreales y entonaciones fantásticas. Entre nubes verdosas, sólidas como hielo o cristal, aparece Cristo que espera el alma del difunto rodeado por la Virgen, los apóstoles y los coros angélicos.

En esta parte el Greco se aleja de Tiziano y busca nuevos caminos que le conducirán en su última etapa a la creación de un lenguaje expresivo completamente autónomo y original. La Adoración de los pastores (Prado, ca. Pintado durante su última etapa, la más personal, «vanguardista» y expresiva, presenta un formato alargado al que se adaptan perfectamente unas figuras estilizadas hasta la desproporción. Los principales representantes de la escultura manierista en Italia son Benvenuto Cellini y Juan de Bolonia. Juan de Bolonia (1529-1608), nacido en Douai (Países Bajos) pasó su infancia en la villa francesa de Boulogne-sur-Mer. Fue uno de los muchos artistas del Norte que viajaron a Italia para estudiar arte permaneciendo allí el resto de su vida. Conocido en Italia como Gianbologna se convirtió en el máximo representante del manierismo florentino tras la muerte de Miguel Ángel. 1563), Florencia, Museo del Barguello. El mensajero de los dioses aparece en pleno vuelo en una composición de gran elegancia. Juan de Bolonia demuestra su maestría en la técnica de la fundición al apoyar la figura, en un difícil equilibrio, sobre la punta de un solo pié.

La anatomía es estilizada con reminiscencias postclásicas y el modelado suave. La figura está en un claro contrapposto pero, a diferencia de Miguel Ángel, éste se consigue no por la alternancia de miembros en tensión y reposo, sino por la contraposición de miembros que avanzan y retroceden. Es característica también la inexpresividad del rostro, habitual en las obras de J. de Bolonia, que demuestra la influencia de la escultura greco-romana en la que Mercurio es siempre un dios carente de sentimientos. Un dios sin amores, sin odio ni rencor. De la obra se hicieron numerosas copias (Louvre, Viena, etc.) prueba de su popularidad aunque la admiración que despertó se fundamenta, más que en sus valores estéticos, en la prodigiosa habilidad que demuestra. Los dos máximos representantes del barroco romano son Gian Lorenzo Bernini y Francesco Borromini. BERNINI.- Su obra parte de una sólida formación clasicista, pero renueva muchos de sus conceptos estilísticos, sobre todo en el orden espacial, apoyado en un singular talento para conseguir efectos ópticos y luminicos.

Es el gran escenógrafo del barroco. Iglesia de San Andrés del Quirinal (Roma, 1658-70) Bernini recibió este encargo del cardenal Camillo Pamphili para que sirviera de iglesia del noviciado de la Compañía de Jesús. El autor eligió una planta ovalada con el eje transversal que se prolonga sobre el principal entre la entrada y el altar, contando como precedente con Santa Maria dell’Annunziata, de Fornovo, en Parma. Bernini ya la había utilizado esta planta en la iglesia del Colegio de Propaganda Fide antes de que fuese sustituida por la de Borromini. Pero en lugar de capillas en los extremos del eje transversal, Bernini colocó en este caso pilastras, y el ámbito oval está coronado por un fuerte entablamento hasta llegar al templete con columnas del altar. Igualmente dispuso una cúpula artesonada y profusamente decorada con molduras doradas y una serie de estatuas de putti con guirnaldas y pescadores con sus artes en las ventanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *